El M-19 nos enseñó que no se confía en la Burguesía

Image

Carlos Pizarro Leongómez, nos recuerda que no se puede confiar en la Burguesía.

Al Pueblo De Venezuela,

Al Gobierno Bolivariano de Venezuela,

A los Pueblos y Gobiernos del Mundo,

A los Medios de Comunicación Nacionales e Internacionales,

A la Opinión Publicas Nacional e Internacional,

Al Mundo entero,

Hermanos y Hermanas:

Carlos Pizarro Leongómez, nació Cartagena de Indias, capital del departamento Bolívar en el norte de Colombia, el 6 de junio de 1951. Desde muy joven asumió ideales de justicia y fraternidad, siendo activista en las filas de la Juventud Comunista (Juco) y después militante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En los primeros años de la década de los 70’s, participó en la fundación del Movimiento 19 de Abril (M19) con sus amigos y compañeros Álvaro Fayad y Jaime Bateman Cayón. Carlos Pizarro opinaba que cada acción militar debía tener una explicación política y filosófica para no quedar aislados del pueblo.

El M-19 se definía como guerrilla urbana, nacionalista, bolivariana y socialdemócrata. En un acto clandestino, el 17 de enero de 1974 el M-19 sustrae de la Quinta de Bolívar en Bogotá, la espada del Libertador, la cual se convierte en el símbolo de lucha bajo la consigna “Bolívar, tu espada vuelve a la lucha”. Otro duro golpe al ejercito burgués de Colombia, fue la recuperación de 5.000 armas del Ejército en el norte de Bogotá, lo que trajo como consecuencia la persecución y encarcelamiento de casi todos sus líderes.

Carlos Pizarro, creyó en la unidad guerrillera y la acumulación de fuerzas políticas de izquierda y de los sectores populares y progresistas de partidos tradicionales y de organizaciones sociales. Defendió el sentido nacionalista para defender los recursos naturales y la soberanía de Colombia, amenazada por el imperio estadounidense. Fue un estudioso del pensamiento de Simón Bolívar y, consecuente con el proyecto bolivariano.

En noviembre de 1985, un comando del M19 intentó enjuiciar al presidente Belisario Betancur Cuartas (1982-1986) durante la toma del Palacio de Justicia. La operación culminó de forma trágica con la muerte de insurgentes, magistrados de la Corte, funcionarios públicos y visitantes ocasionales al edificio ubicado en la zona céntrica de Bogotá.

Junto a dirigentes y militantes de las FARC, del Ejército de Liberación Nacional (ELN), de Autodefensa Obrera y del Movimiento Indigenista Quintín Lame, el M19 se integró a la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar, donde se planeó un frente común para las negociaciones de paz con el gobierno de Virgilio Barco. Al asumir la Presidencia, Virgilio Barco Vargas, propuso estrategias para conseguir la paz, suscribiéndose después de varios intentos, el 2 de noviembre de 1989, el Pacto Político por la Paz y la Democracia, entre representantes del gobierno, de partidos políticos y el M19.

La organización insurgente propuso realizar una Asamblea Nacional Constituyente. El gobierno pidió la desmovilización del M19 y abrió la posibilidad de que se convirtiera en un partido político. El M19, siendo Carlos Pizarro, entonces comandante del M19, anunció en febrero de 1990 su desarme e incorporación a la vida política legal, convirtiéndose en candidato a la Presidencia de Colombia.

El presidente Barco Vargas les expresó: “Ciudadano Carlos Pizarro Leongómez, ciudadano Antonio Navarro Wolf y demás miembros del M19 bienvenidos a la democracia”. Un mes después de las firmas y compromisos, el 26 de abril de 1990 fue asesinado por órdenes de las Autodefensas Unidas de Colombia a manos de un sicario a bordo de un avión que realizaba un vuelo desde Bogotá hacia Barranquilla.

Algo que caracterizó a Pizarro fue el respeto por el enemigo, cosa que inculcó a las filas del grupo; por ejemplo en la toma del municipio de Herrera rindió honores a los militares que murieron en esa acción. Respeto y humanismo que la oligarquía no conoce ni practica.

Su ejemplo de lucha y la cobarde forma de su homicidio, nos enseña, que en esta lucha de clases, el Pueblo no debe jamás confiar en sus explotadores y asesinos, como lo es la Burguesía.

Rescatando la Memoria Histórica Revolucionaria.

Con Bolívar y Chávez, decimos ¡a la carga!

Desde Venezuela, Tierra de Libertadores, a 522 años del inicio de la Resistencia antiimperialista en América, y a 204 años del inicio de Nuestra Independencia,

Coordinadora Simón Bolívar

Revolucionaria, Solidaria, Internacionalista, Indigenista, Popular y Socialista.

http://www.coordinadorasimonbolivar.org/

https://www.facebook.com/CSBCARACAS?fref=ts

Agradecidos estarán todos aquellos a quienes ustedes se sirvan de compartir esta información en función de fortalecer la moral, la ética y el espíritu de la lucha revolucionaria, en nuestro afán de justicia social, libertad e independencia a favor de todos los Pueblos del Mundo

Anuncios

One Response to El M-19 nos enseñó que no se confía en la Burguesía

  1. Augusto Barreto Reyes says:

    1.- El núcleo central del M-19 provenía de la JuCo con actividad políticomilitar desde varios años antes de su formal aparición (allí no figuraba Pizarro Leongomez), que se produce con la simbiosis con otras organizaciones y en especial la “Anapo Socialista” (Toledo Plata, Almarales, otros).
    2.- El Pizarro Leongomez (“Mauricio”) que yo conocí y traté no se corresponde con esta imágen idílica aquí presentada. Los seres humanos en general tenemos facetas y seguramente algunas de las características menos positivas no se facilita que surjan a la luz pública. Específicamente considero que tenía unas que no se corresponden con lo que un revolucionario debe ser: ansia de poder, maquinador y adicionalmente carente de humildad [tuvo la pretensión de fracturar las FARC y tomar su dirección]. Nada parecido por ejemplo a los camaradas Luis Otero Cifuentes, Guillermo Ruiz, los hermanos Carvajalino, el mono Vezga y tantos otros caídos en la infausta toma del llamado “Palacio de la Justicia”, por cierto una operación que presenta todo el sello de haber sido una trampa armada por los organismos de “inteligencia” de el enemigo; la mortandad presentada fué planificada.
    3.- Seguramente de quienes todavía sobrevivan habrá quien no le guste o parezca justo este comentario. Pero es mi verdad que viví.
    4.- Como también que me fué informado por alguien que considero absolutamente honesto, que quienes por reemplazamiento ascendieron a la dirección máxima del M-19 hicieron negociado con la deposición de las armas, recibiendo una dádiva monetaria bajo la guisa de fondos para la creación y mantenimiento de un movimiento únicamente político no armado.
    Augusto Barreto Reyes (“Hugo”, nombre de guerra en el M-19)
    augustoebarretor@gmail.com
    PS así no pareza muy pertinente desaconsejo fuertemente afiliarse a ningún tipo de “red social”, todas controladas por el enemigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: