Colombia: 8 Y 9 DE JUNIO DÍA DEL ESTUDIANTE CAÍDO.

Aquí estamos y estaremos siempre, en el fragor de la lucha o en la inquietud de la muerte

 Jesús María Valle Jaramillo.

…“Dicen que todo arde si le aplicas la chispa adecuada pero creamos incendios y el fuego no se propaga".

…“Dicen que todo arde si le aplicas la chispa adecuada pero creamos incendios y el fuego no se propaga”.

Durante décadas, la marca indeleble que ha determinado a los estudiantes ha sido la rebeldía como una muestra más de la profunda inconformidad que habita en el pueblo colombiano y por la que ellos se atreven a luchar con las humildes esperanzas de arrancar de raíz la injusticia social que los gobiernos han sembrado; pero a pesar de la combatividad y justeza de sus acciones y su pensar, el estudiantado se ha encontrado de cara con la muerte, la tortura y la desaparición forzada en manos del Estado y su brazo para-estatal.

 Es por eso que hoy nos damos a la tarea de traer a la memoria esos acontecimientos que son prohibidos olvidar porque son digno ejemplo de esa lucha que ni ante el régimen más autoritario ha sucumbido.

  • 7 de junio de 1929.

Gonzalo Bravo Pérez, joven estudiante de derecho, cae asesinado en manos de la policía en el centro de Bogotá (capital de Colombia) cuando participaba de unas fervientes manifestaciones en contra de la situación que vivía el país en ese momento.

La Masacre de las Bananeras en Ciénaga (Magdalena) a finales de 1928 y la represión de un gobierno conservador, sirvieron de detonante para crear un ambiente de protesta e inconformidad. Las manifestaciones estudiantiles fueron las primeras en alzar su voz y su puño contra el gobierno de Miguel Abadía Méndez.

De allí en adelante, el 8 de junio se convirtió en la fecha conmemorativa del mártir Gonzalo.

  • 8 de junio de 1954.

Veinticinco años después de la muerte de Bravo, bajo la dictadura de Rojas Pinilla, estudiantes de la Universidad Nacional salen en una marcha pacífica hacia el palacio presidencial, al retornar al Alma Máter fueron allí recibidos por la fuerza pública y un rafagazo de fusil apaga la vida del estudiante de medicina Uriel Gutiérrez.

Al día siguiente, el odio y la indignación saca al estudiantado a las calles; cerca de 3000 estudiantes de diferentes universidades y colegios de la ciudad protestan por la muerte de Uriel, cuando se desplazaban por las calles capitalinas surge la orden de disolver la manifestación; los jóvenes se sientan en las calles y andenes de manera pacífica pero de inmediato se abre fuego por parte de los agentes uniformados dejando como saldo 11 estudiantes muertos y otro gran número de heridos.

A partir de ese momento, se declara como fechas conmemorativas del estudiante caído en la lucha el 8 y 9 de junio.

  • 8 de junio de 1973

Luego de una asamblea conmemorativa al día del estudiante caído en lucha, es asesinado en las puertas de la Universidad de Antiquia (Medellín – Colombia) por el agente del DAS Maximiliano Zapata, Luis Fernando Barrientos, estudiante de economía de dicha universidad. Los estudiantes repudiando este hecho, llevaron el cadáver de su compañero a las oficinas de la rectoría y lo dejaron depositado en la mesa de los consejos; cubrieron su cuerpo con una bandera de la universidad y prendieron fuego al bloque administrativo, quedando éste, casi destruido.

  • En el 2014 conmemoramos 41 años de su muerte.

Es por esto que el 8 y 9 de junio seguimos recordando no sólo a los mártires que junto a ellos han teñido con su sangre las batallas estudiantiles por una universidad del pueblo y para el pueblo, sino que reivindicamos también las luchas como testimonio activo de la historia que se teje a diario en las entrañas del movimiento estudiantil con miras a construir Patria Grande y Socialista

Hoy, en un país en el que cada día se agudizan más el desempleo, el hambre, la falta de salud y educación, en el que las diferencias económicas entre un puñado de propietarios y el resto del pueblo se hacen más notorias; es cuando más llamados estamos no sólo a recordar a los valientes, sino a reavivar sus sueños a través de nuestros hechos para que con nuestra juventud no mueran aquellas ideas por las que se arrebataron y se arrebatan vidas y libertades, al contrario, que sean estas mismas las que lleguen triunfantes por fin a la victoria del pueblo.

Escrito por: Manuela.

La historia que ahora hacemos, historia de libertad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: