Yasir Arafat: Nuestra meta es la liberación de nuestra Patria.

Yasir Arafat [50%]

Yasir Arafat, en nuestra lucha presente ahora y siempre.

Consecuentes con la lucha que libra el Heroico Pueblo de Palestina por recuperar su territorio de la invasión israelí, orquestada por la ONU y respaldada por el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica y sus aliados imperialistas, la Coordinadora Simón Bolívar difunde el legado de uno de los hombres más emblemáticos de la Resistencia Palestina, como lo fue Yasir Arafat.

Mohammed Abdel Rahman Abdel Raouf Arafat al-Qudwa al-Husseini, más conocido como Yasir Arafat, fue un líder nacionalista palestino, presidente de la Organización para la Liberación de Palestina, presidente de la Autoridad Nacional Palestina y líder del partido político secular Fatah, que fundó en 1959. Arafat pasó gran parte de su vida luchando contra Israel en nombre de la autodeterminación de los palestinos.

Yasir Arafat nació en El Cairo, el 24 de agosto de 1929, siendo hijo de padres palestinos y el segundo más joven de siete hermanos.

En 1944, Arafat se matriculó en la Universidad y se graduó en 1950. Más tarde se hizo nacionalista árabe y comenzó a pasar armas de contrabando hacia el antiguo Mandato británico de Palestina, destinadas a los irregulares del Alto Comité Árabe y las milicias del Ejército de la Guerra Santa. Durante la guerra árabe-israelí de 1948, Arafat dejó la universidad y junto con otros árabes se propuso entrar en Palestina para unirse a las fuerzas árabes que luchaban contra las tropas israelíes, luchando junto a los Hermanos Musulmanes, sin llegar a unirse a la organización. Tomó parte en los combates de la zona de Gaza.

A principios de 1949, Arafat volvió a El Cairo por falta de apoyo logístico y se incorpora a la universidad, estudiando ingeniería civil, donde ejerció de presidente de la Unión General de Estudiantes Palestinos (UGEP) desde 1952 hasta 1956.

Tras la crisis de Suez de 1956, el presidente egipcio de ese entonces, un líder del Movimiento de Oficiales Libres, acordó permitir a la Fuerza de Emergencia de las Naciones Unidas que se estableciera en la península de Sinaí y en la Franja de Gaza, causando la expulsión de todas las fuerzas de la guerrilla o “fedayín” que había allí, incluyendo a Arafat, el cual consiguió en 1957 una visa para Kuwait (en aquel momento un protectorado británico), en base a su trabajo en ingeniería civil.

Mientras Arafat entablaba amistad con otros refugiados palestinos, fundó junto a otros refugiados, de manera gradual, un grupo que terminó conociéndose como Fatah, el cual se dedicó a la tarea de liberar Palestina mediante la lucha armada por parte de los propios palestinos, en contraste con otras facciones palestinas, que a menudo se convertían en satélites de naciones vecinas.

Arafat trabajó duro en Kuwait para establecer las bases del apoyo económico futuro a Fatah consiguiendo contribuciones de los muchos palestinos adinerados que trabajaban allí y en otros países del Golfo, como Catar, Libia y Siria.

En 1962, Arafat y sus compañeros más cercanos emigraron a Siria. En esa época, Fatah tenía aproximadamente trescientos miembros, no combatientes. En Siria consiguió reclutar miembros para el Ejército por la Liberación de Palestina, la fuerza militar regular de la Organización para la Liberación de Palestina, que fue creada por la Liga Árabe en el verano de 1964. Realizaron varias incursiones que a menudo Arafat lideró, con algunos éxitos y otros fracasos.

La Guerra de los Seis Días, iniciada por un ataque aéreo preventivo que lanzó Israel contra la fuerza aérea de Egipto el 5 de junio de 1967, terminó con una derrota árabe y la ocupación de varios territorios árabes por parte de Israel, incluyendo Cisjordania y la Franja de Gaza, Aunque Arafat y Fatah se pudieron apuntar una victoria, ya que la mayoría de los palestinos, a partir de ese momento, empezaron a aceptar que era indispensable una solución palestina a su dilema. Apenas una semana después de la derrota, Arafat entró en Cisjordania, y estableció centros de reclutamiento en Hebrón, y empezó a atraer a luchadores y patrocinadores para su causa.

Arafat fue invitado a unirse a la OLP, ocupando Fatah 33 de los 105 asientos del Comité Ejecutivo de dicha organización, mientras que se dejaron 57 asientos para otras facciones de la guerrilla.

A lo largo de 1968, Fatah y otros grupos armados palestinos fueron el objetivo de una importante operación militar israelí en la aldea jordana de Karamé, Fatah se quedó en su sitio por las órdenes de Arafat, y el Ejército Jordano acordó respaldarles si se producían combates fuertes. En la noche del 21 de marzo, las Fuerzas de Defensa Israelíes atacaron con armamento pesado, vehículos acorazados y aviones caza. Fatah mantuvo su posición, para sorpresa del ejército israelí. Al intensificar las fuerzas israelíes el ataque entró en juego el Ejército Jordano, provocando que los israelíes se retiraran para evitar una guerra a gran escala. Fatah se consideró victorioso por la rápida retirada del ejército israelí. El propio Arafat estuvo en el campo de batalla.

Tras la guerra, la reputación de Arafat y Fatah recibió un espaldarazo, y Arafat fue considerado un héroe nacional. Además de los elogios masivos por parte del mundo árabe, las donaciones económicas aumentaron significativamente y mejoraron el armamento y equipamiento de Fatah. Muchos jóvenes árabes, incluyendo miles de no palestinos, comenzaron a engrosar las filas de Fatah.

En el Consejo Nacional Palestino de El Cairo del 3 de febrero de 1969, Arafat ocupó la presidencia de la OLP. Dos años después se convirtió en el Comandante en Jefe de las Fuerzas Revolucionarias Palestinas, y en 1973 se convirtió en el líder del brazo político de la OLP.

A finales de los años 1960 aumentaron las tensiones entre los palestinos y el gobierno jordano; debido a que Fatah y otras milicias palestinas empezaron a tomar el control de la vida civil de Jordania. El 15 de septiembre de 1970, el FPLP secuestró cinco aviones e hizo aterrizar a tres de ellos a 48 Km. al este de Amán, donde hicieron explotar tres de los aviones, una vez desembarcados sus pasajeros. Esto dañó la imagen de Arafat en muchos países occidentales, y cediendo a la presión de los gobiernos árabes, condenó públicamente los secuestros y puso en suspenso al FPLP de cualquier acción guerrillera durante unas semanas.

Tras encrudecerse el conflicto, otros gobiernos árabes intentaron negociar una salida pacífica, organizándose la primera cumbre de emergencia de la Liga Árabe en El Cairo, el 21 de septiembre. El discurso de Arafat atrajo las simpatías de los líderes árabes asistentes, Por tanto, fracasó el intento de establecer un acuerdo de paz entre los dos bandos.

Para mediados de 1971, el ejército jordano logra expulsar a todos los guerrilleros palestinos que quedaban en el norte de Jordania. Arafat consiguió entrar en Siria con cerca de dos mil de sus hombres, para luego cruzar la frontera hacia el Líbano para unirse a las fuerzas de la OLP de ese país, donde establecieron su nueva sede.

El ataque israelí al Líbano entre 1982 y 1985 privó a la OLP de las bases desde donde había realizado sus acciones armadas contra Israel y obligó a Arafat a refugiarse con su organización en Túnez. El protagonismo de la lucha árabe pasó entonces a las poblaciones de los territorios ocupados, que desde 1988 crearon un clima de rebelión permanente contra las autoridades israelíes (la Intifada).

Arafat intentó capitalizar ese movimiento proclamando simbólicamente el 15 de noviembre de 1988 la creación del Estado de Palestina, que obtuvo el reconocimiento de más de sesenta países. Pero las sucesivas derrotas militares de los árabes acabaron por convencerle, a raíz de la desaparición de la Unión Soviética y de la Guerra del Golfo en los primeros años noventa, de la necesidad de llegar a un entendimiento con Israel.

Con el apoyo de Estados Unidos a la apertura de un proceso de paz en Oriente Medio, permitió conversaciones secretas con representantes israelíes, que condujeron a los acuerdos firmados en Washington en 1993: Arafat regresó a Cisjordania como titular de un gobierno autónomo (la Autoridad Nacional Palestina) que inicialmente sólo tenía poder sobre Gaza y Jericó (después se iría extendiendo a otras ciudades de Cisjordania).

El 20 de enero de 1996 fue elegido presidente de la Autoridad Nacional Palestina, con el 87% de los votos. Desde 2001 vivió en Ramallah bajo arresto domiciliario.

En 2004 fue trasladado a un hospital militar francés cerca de París, donde murió en la madrugada del 11 de noviembre de 2004 por envenenamiento con polonio 210, un material radioactivo, urdido por los servicios secretos israelíes.

Rescatando la Memoria Histórica Revolucionaria.

Con Bolívar y Chávez, decimos ¡a la carga!

Desde Venezuela, Tierra de Libertadores, a 522 años del inicio de la Resistencia antiimperialista en América, y a 204 años del inicio de Nuestra Independencia,

Coordinadora Simón Bolívar

Revolucionaria, Solidaria, Internacionalista, Indigenista, Popular y Socialista.

http://www.coordinadorasimonbolivar.org/

https://www.facebook.com/CSBCARACAS

"Ni guerra entre pueblos, ni paz entre clases"

“Ni guerra entre pueblos, ni paz entre clases”

Agradecidos estarán todos aquellos a quienes ustedes se sirvan de compartir esta información en función de fortalecer la moral, la ética y el espíritu de la lucha revolucionaria, en nuestro afán de justicia social, libertad e independencia a favor de todos los Pueblos del Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: